viernes, 7 de enero de 2011

Machete




El Oryzoborus angolensis

Conocido comúnmente como “Cacagüero” acá en Venezuela, es primo del famoso “Pico e plata negro” quien acapara la atención de los pajareros; y muy a mi parecer, es el principal motivo por el que los cacagüeros acá, son erróneamente muy pocos apreciados.
Su distribución va por toda América del sur, pasando por algunos países de América central y llegando hasta México en América del norte. Debido a su extensa distribución puede variar su apariencia física (talla y grosor del pico) de región en región; por ejemplo, en el estado Carabobo los ejemplares que habitan en el sur de nuestro estado (Bajumbal) son de talla menor, a los que se encuentran en el municipio Miranda del mismo estado.
Presentan un hermoso plumaje. El macho tiene un color predominante negro en todo el dorso, y vino tinto en su abdomen, pico grueso de color negro, pudiendo presentar o no, un espejo blanco en las alas. Las hembras son de color pardo-marrón, del mismo color de los pichones jóvenes. Pueden vivir por más de 20 años en cautiverio; en la naturaleza viven menos tiempo debido a las condiciones climáticas y los depredadores naturales.
Pertenecen al Orden de los Passeriformes; Sub-Orden: Oscines; Familia: Emberizinae; Género: Oryzoborus; y dentro de del Género Oryzoborus, según la clasificación de James L. Peter, tenemos:

Oryzoborus angolensis angolensis: de 10 a 13 cm, y peso de 16 grs. aproximadamente, se distribuye en Argentina, Bolivia, Paraguay y Brasil.
Oryzoborus angolensis torridus: de 12 a 13 cm, el color del pico tiende a castaño oscuro. Las hembras poseen la parte superior de color pardo arcilloso y la parte inferior es de color pardo gamuza. Se distribuye en la región tropical: Venezuela, Colombia, Guayanas y norte de Brasil.
Oryzoborus angolensis funerus: mide entre 11 y 12 cm, es totalmente de color negro, su pico es grueso y forma un ángulo recto en la punta. Las hembras son de un color marrón chocolate. Se distribuye en los Andes, el Caribe, Colombia, México, Nicaragua y algunas regiones limítrofes con Brasil.

Es un ave netamente territorialista y muy agresiva, dispuesta a repeler cualquier intruso, incluso aves de mayor tamaño y hasta su propia pareja. Lo más apreciado del Cacaguero es su canto, sus notas se asemejan a las emitidas por un violín, con una vasta gama de cantos o dialectos que varían de acuerdo a cada región. En Brasil se conocen más de 123 cantos diferentes.
El periodo de reproducción comienza a finales del mes de Marzo, por lo general la postura normal es de dos huevos con un tiempo de incubación de 12 días. Las hembras al escuchar el canto de los machos, comienzan a mostrarse inquietas volando de un lado a otro de la jaula y tomando material que le suministramos para confeccionar el nido; cuando la hembra comienza a meterse dentro del nido y a “rodarlo” es el tiempo de acercarle el macho, y disponerlo al lado de la jaula de la hembra, para que llegado el momento de la “cobertura” y solo en ese momento, permitiremos que el macho pase a la jaula de la hembra, la pise y regrese a la suya.
Para el éxito en la cría de estos pájaros, es necesario mucha observación y dedicación, para lograr el momento exacto que la hembra aceptará al macho. En ocasiones he tenido que levantarme a las 5:30 a.m. apurado para retirar la divisoria entre las jaulas y permitir al macho pasar a la jaula de la hembra, porque el canto del macho es demasiado intenso, acompañado de las piadas de la hembra; y precisamente allí ha estado la diferencia.
Se dice mucho que los machos nacidos en cautiverio, son menos bravos que los que se encuentran en estado salvaje, cosa que niego rotundamente, porque si bien es cierto que se muestran mansos con su dueño, también adquieren la suficiente confianza para lanzarse a picotear los dedos y manos cuando se les retiran los comederos y se enfurecen revoloteando con agresividad cuando ven que llevo otro ejemplar en la mano.
Es muy agradable percibir la alegría y el bienestar de la que gozan los Cacagueros, viéndolos bañarse con tanto gusto y hacer sus piruetas desde la parte alta de la jaula; así como también degustando una jugosa rama de chicoria, auque tenga que buscarla en el mercado periférico de Valencia.
Son muchas las satisfacciones que en 14 años me han brindado estos amigables compañeros, y aunque tengo que reconocer que en ocasiones me siento “como un esclavo” de mis Cacagueros, no me cabe la menor duda de que estoy haciendo realidad mi gran sueño desde los días de mi adolescencia cuando salía con mis amigos a “cazar pal monte”. Dedicarme en serio a la cría de una especie de la avifauna nacional, para de esta manera preservar criando.

Rocco Clemente
Criador ACO 58

2 comentarios:

  1. soy de valencia no hace mucho comenze a criar cacagueros sigo cada uno de tus tip para criar buenas aves de competemcia

    ResponderEliminar
  2. Rocco donde te encuentras ubicado, me gustaria mostrarte mis ejemplares y compartir un rato de informacion y actualidad de las aves, tengo 2 pico de plata negros de 5 6 meses cada uno y estan cantando mucho, quiero formarlos de la mejor manera, mi correo xjeanpaul@gmail.com

    ResponderEliminar